Pesquisar este blog

segunda-feira, 20 de maio de 2013

A FSSPX INFILTRADA POR GNÓSTICOS. 1ª PARTE.

a traduzir


A FSSPX INFILTRADA POR GNÓSTICOS. 1ª PARTE


2ª PARTE - aguarde
3ª PARTE - aguarde
Les ofrecemos esta nueva serie de artículos sobre la infiltración gnóstica dentro de la FSSPX. Debido a su amplitud y con el objeto de facilitar su lectura, la presentamos en varias partes.
“Pero en nuestros seminarios y la cuasi-totalidad de nuestros prioratos, nos oponemos completamente a este mundo que navega en las aguas turbulentas de la Gnosis. Desgraciadamente hay que reconocer que estas personas de espíritu pervertido consiguen penetrar en los medios que se defienden menos bien. Estoy perfectamente de acuerdo sobre esta infiltración peligrosa. Me doy cuenta perfectamente bien, que una acción solapada está siendo realizada por esos medios incrédulos “de derecha” para socavar el bloque de la tradición católica. Le agradezco de llamar de nuevo mi atención sobre este género de problema” (Monseñor Lefebvre, Ecône, 16 de septiembre de 1987, citado por E. Couvert en su libro "La Gnose en question", pág. 157. El facsímil de esta carta se encuentra en el libro de Max Barret “Monseñor Lefebvre, simplemente” en la pág. 134).

Así se expresaba Monseñor Lefebvre respecto al peligro que corría la Fraternidad de ser infiltrada por agentes de la contra-iglesia. Jean Vaquié, eminente contrarrevolucionario, amigo personal de Monseñor Lefebvre, dedicó gran parte de su vida a denunciar la infiltración gnóstica en los medios tradicionales. Entre sus obras, encontramos los “Cahiers de la Société Augustin Barruel” (Cuadernos Agustín Barruel), una revista que se dedicaba específicamente a la investigación y estudio de la penetración y el desarrollo de la Revolución dentro del Catolicismo. Una parte muy importante de estos estudios fue dedicado a la Gnosis.

 JEAN VAQUIÉ


¿Qué es la gnosis? Jean Vaquié la definió como:

    Una vegetación religiosa parasitaria, que se nutre del Cristianismo para sacar de él un cierto número de elementos que desviará de su sentido natural para darle un nuevo significado totalmente opuesto a la enseñanza de la Iglesia. La Gnosis es una secta de iniciados, que pretenden haber recibido una revelación más perfecta que la de Jesús, reservada a espíritus de élite que serán desviados de la enseñanza ordinaria de la Iglesia y constituir como una úlcera que roe el interior de la comunidad cristiana. (…) Todas sus acciones están destinadas en realidad a desviar a los Católicos de la adoración del verdadero Dios y llevarlos a la adoración de la Serpiente, objetivo supremo de la secta… (Cuadernos Barruel N° 3, pág. 24)

En el N° 9 de los “Cuadernos Barruel”, se nos advertía de un tal profesor Borella, en un artículo titulado “La Gnosis “tradicionalista” del profesor Borella”. Nos dice el autor a manera de introducción:

    “Estamos confrontados a una penetración subversiva en la cúpula, ya no en la base, de elementos de alto nivel universitario que pretenden enseñar a todos los tradicionalistas y lo hacen con éxito gacias a protecciones eclesiásticas increíbles pero reales. Por lo tanto, hay que eliminar esta plaga desde su raíz, de lo contrario la infección podría ganar todo el cuerpo; ya se ha hecho un cierto mal y no es seguro que no dejará secuelas, por lo que debemos usar puño de hierro contra ellos con energía.

Luego:

    El profesor Jean Borella enseña en la universidad de Nancy II. Se ha dado a conocer, desde 1979, por un libro titulado “La caridad profanada” en las Ediciones Cedre  y por artículos cada vez más frecuentes aparecidos en la revista “El pensamiento católico”.

    Ya que eligió estos dos medios de difusión, es evidente que este escritor desea dirigirse a un público tradicionalista. (…) La doctrina del profesor Borella se hizo para agradar a los católicos Tradicionalistas…

Pues bien, ya en 1987 (ocho años después de su primera advertencia), los “Cuadernos Barruel”, en su número 16, denunciaban:

    “Un sacerdote Guenoniano en Ecône:

    Sí. El lector leyó bien. El Padre Leschenne, ordenado sacerdote en Ecône el 27 de junio de 1986, se afirma como discípulo de Jean Borella y del pensamiento expresado por éste en su libro “La Caridad profanada”, más aún, él le atribuye el origen de su vocación.

    Nos hacemos algunas preguntas: 1.- ¿De qué vocación se trata? Si recordamos lo que se ha escrito en los números pasados de esta revista (…) es evidente que se trata de una vocación esotérica destinada a hacer penetrar las doctrinas y prácticas gnosticas bajo el cubierto y con los medios del sacerdocio católico… 2.- Esta doble naturaleza del padre Leschenne ¿era conocida de sus superiores? Sin ninguna duda, desde hace algunos años la posición de este sacerdote estuvo en peligro en el seminario de Ecône, sabemos que numerosas discusiones y disputas oponían a los adversarios y a los partidarios del Bonellismo y de la Gnosis.

    En estas condiciones no podemos dejar de estar sorprendidos de tal ordenación… y de preguntarse sobre las intenciones reales de los superiores que cubren tales maniobras, tanto más que esta ordenación no era la única de este género”.

Este es el facsímil de un periódico que da noticia de este sacerdote. Subrayada está su afirmación de que su vocación nació leyendo a Borella.


Y nos informa Max Barret en su "Courrier de Tychique" n° 277: Pues si el Padre Leschenne ya se ha adherido a Roma, otros no solamente siguen en su lugar, sino que ocupan casi todos los puestos estratégicos de la FSSPX.

CONTINUA...
 *

_

ABORTO - O GRITO SILENCIOSO

CONHEÇA O NOVO SITE DA EDITORA