Pesquisar este blog

quarta-feira, 1 de maio de 2013

OPERAÇÃO MEMÓRIA: Cartas reveladoras


Publico email recebido, na sequência da Operação Memória. A notícia é de conhecimento público, pois os blogs da Resistência já os irradiaram, mas o e-mail revela uma preocupação comum e sincera dos resistentes: a cegueira de que alguns bons católicos estão tomados no seio da Neo-FSSPX, que os faz esquecer das palavras, ideias e desejos do Fundador, para seguir um obedientismo obstinado e perverso, pois custa o preço de muitas almas! Até quando, meus Senhor? Até quando? 

Como se vê da leitura dessas cartas, se trata de coisas graves, mesmo, e requerem o desmentido de Menzingen, pois o silêncio servirá apenas para confirmar a história. Bom, registro que isso é necessário para as almas "dormidas", porque para nós as coisas estão claras há muito tempo. 


Giulia d'Amore

Cartas reveladoras


Es verdad o no? Si es mentira, el superiorato general debe reaccionar desmintiendo y declarando haber sido calumniado. Pero si no se dice esto explicitamente y se sale por la tangente, nuevamente, invitamos al fraternitario de buena voluntad a que reflexione seriamente sobre el contexto grave que pasa la Fraternidad. Cautela y oracion nunca estan demas, en cualquier caso!

http://nonpossumus-vcr.blogspot.mx/2013/04/carta-de-monsenor-fellay-al-papa.html


Aqui o texto, em Espanhol. Tradução, quando for possível:




CARTA DE MONSEÑOR FELLAY AL PAPA BENEDICTO XVI EL 17 DE JUNIO DE 2012.- LA SAPINIÈRE.












Introducción:

La Sapinière publicará diversos textos del último Cor Unum n° 104 de marzo de 2013. Se trata del famoso Cor Unum que fue anunciado en la carta circular de Menzingen de fecha 7 de marzo de 2013, la cual contiene como estaba previsto “la Declaración Doctrinal” de Monseñor Fellay del 15 de abril de 2012, así como diversos anexos y “la palabra del Superior General”.

El Cor Unum es “el lazo interno de los miembros de la FSSPX. Por su naturaleza, Cor Unum es una revista destinada exclusivamente a los miembros. Como consecuencia, está prohibido comunicarla o permitir su lectura a personas no miembros de la Fraternidad”.

Nuestros lectores comprenderán que solamente el peligro de un acuerdo o la deriva liberal de la Fraternidad nos autoriza a pasar por alto esta prohibición.

Para comenzar, he aquí los correos intercambiados entre Monseñor Fellay y el Papa Benedicto XVI en junio de 2012, luego del rechazo de Benedicto XVI de la Declaración doctrinal de Monseñor Fellay del 15 de abril de 2012.
Estos textos son muy reveladores, sobre todo la carta que presentamos a continuación, de Monseñor Fellay.

Un comentario de esta carta terrible, muy reveladora, está en preparación y será publicada muy pronto por La Sapinière (o comentário foi feito hoje, 02 de maio, e pode ser lido aqui).



CARTA DE MONSEÑOR FELLAY AL PAPA BENEDICTO XVI EL 17 DE JUNIO DE 2012.-
FRATERNIDAD SACERDOTAL
SAN PIO X

A Su Santidad el Papa Benedicto XVI.

Santísimo Padre,

           Usted me ve confundido, en el momento en que le tocan rudas pruebas y respecto de las cuales le aseguro mis pobres oraciones, de presentarle un problema suplementario más que consolaciones.

En efecto, el miércoles 13 de junio por la tarde, el Cardenal Levada me entregó, durante un encuentro que fue cordial, una declaración doctrinal que yo no podré firmar. No tomando en cuenta la súplica de no retocar la proposición que yo había entregado, a causa de las consecuencias que esto acarrearía, el nuevo texto retoma casi todos los puntos del Preámbulo de septiembre de 2011 que planteaba dificultades y que me vi forzado a descartar.

       Desgraciadamente, en el contexto actual de la Fraternidad, la nueva declaración no pasará.

      Reconozco no saber que pensar. Creí comprender que usted estaba dispuesto a dar largas la resolución de los desacuerdos todavía en curso sobre cierto puntos del Concilio y de la reforma litúrgica, un poco como en el Concilio de Florencia se pasó por alto la cuestión del divorcio por causa de adulterio con los griegos para llegar a pesar de todo a la unión, y yo me comprometí en esta perspectiva a pesar de la oposición bastante fuerte en los rangos de la Fraternidad y al precio de trastornos importantes. Y tengo toda la intención de continuar haciendo todos mis esfuerzos para proseguir por este camino con el fin de llegar a las clarificaciones necesarias.

     Ahora parece que me equivoqué y que verdaderamente se pide la aceptación total de los puntos litigiosos antes de ir más adelante… Si alguna de mis recientes declaraciones añaden una nueva dificultad, lo lamento, pero fue también por razón de claridad.

        Además, vista la oposición masiva que se prepara en ciertos medios de la Iglesia que piensan volver imposible la actividad de la nueva prelatura, vista la presión incluso de ciertos Estados, me pregunto cómo el proyecto podrá ser realizado en estas circunstancias.

      Me parece que solamente usted puede todavía cambiar el curso de los acontecimientos que se perfilan. Evidentemente no se trata por mi parte de ejercer cualquier presión, sino simplemente de exponerle los hechos y de saber si me equivoco en cuanto a sus intenciones sobre nuestra situación. Si usted lo considera oportuno, en este momento tan delicado, me atrevo a pedir de vuestra bondad una audiencia (lo más discreta posible) a fin de escuchar de vuestra boca vuestra apreciación respecto de nosotros. 

               Dígnese Vuestra Santidad en creer en mi devoción filial y en mi deseo más caro de servir a la santa Iglesia.

Menzingen, domingo 17 de junio de 2012

+Bernard Fellay



Em resposta a esta carta, temos o quanto segue:


CARTA DEL PAPA BENEDICTO XVI A MONSEÑOR FELLAY EL 30 DE JUNIO DE 2012.-



Introducción:

La Sapinière publicará diversos textos del último Cor Unum n° 104 de marzo de 2013. Se trata del famoso Cor Unum que fue anunciado en la carta circular de Menzingen de fecha 7 de marzo de 2013, la cual contiene como estaba previsto “la Declaración Doctrinal” de Monseñor Fellay del 15 de abril de 2012, así como diversos anexos y “la palabra del Superior General”.

El Cor Unum es “el lazo interno de los miembros de la FSSPX. Por su naturaleza, Cor Unum es una revista destinada exclusivamente a los miembros. Como consecuencia, está prohibido comunicarla o permitir su lectura a personas no miembros de la Fraternidad”.

Nuestros lectores comprenderán que solamente el peligro de un acuerdo o la deriva liberal de la Fraternidad nos autoriza a pasar por alto esta prohibición.

Para comenzar, he aquí los correos intercambiados entre Monseñor Fellay y el Papa Benedicto XVI en junio de 2012, luego del rechazo de Benedicto XVI de la Declaración doctrinal de Monseñor Fellay del 15 de abril de 2012.

Estos textos son muy reveladores, sobre todo la carta que presentamos a continuación, de Monseñor Fellay.

Un comentario de esta carta terrible, muy reveladora, está en preparación y será publicada muy pronto por La Sapinière.




A Monseñor Bernard FELLAY
Superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X

               En la carta del 17 de junio de 2012, usted me dio parte que usted no podrá firmar la Declaración Doctrinal que le entregó su Eminencia el cardenal Levada durante su encuentro del 13 de junio de 2012. Permítame darle parte a mi vez de la decepción que suscita en mi tal noticia. Además, un documento interno de la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, difundido en los medios el 26 de junio de 2012, deja entender que yo hubiera quedado satisfecho con Declaración doctrinal propuesta por la Fraternidad el pasado abril, pero que las modificaciones aportadas a este texto lo habrían hecho “claramente inaceptable” para usted.

La Declaración doctrinal en cuestión, preparada por la Congregación para la Doctrina de Fe, así como por la Comisión Pontifical Ecclesia Dei y aprobada explícitamente por mí antes de entregarla a usted, integra los elementos juzgados indispensables para estar en condiciones de pronunciar la Profesión de fe  y el Juramento de fidelidad para asumir un cargo ejercitado a nombre de la Iglesia, garantes de la plena comunión eclesial. Estos elementos son esencialmente la aceptación:

  • Del Magisterio como intérprete auténtico de la Tradición apostólica;
  • Del concilio Vaticano II como parte integrante de la dicha Tradición, quedando a salvo la posibilidad de una discusión legítima sobre la formulación de puntos particulares de los documentos conciliares;
  • De la validez y licitud del Novus Ordo Missae.
                En el momento en que se abra el Capítulo general de vuestra Fraternidad, no puedo sino alentar a esta asamblea a aceptar estos punto como necesarios para una reconciliación en el seno de la comunión de la Iglesia una, santa, católica y apostólica.

               Elevando mis plegarias a Dios en este sentido, le suplico aceptar, Monseñor, la seguridad de mis sentimientos respetuosos y devotos.

Vaticano, el 30 junio de 2012

Benedicto XVI.

Os grifos são do blog Non Possumus.

ABORTO - O GRITO SILENCIOSO

CONHEÇA O NOVO SITE DA EDITORA